Blog

25 abril, 2018
25 Abr 2018

4 Sistemas de aislamiento térmico en fachadas

Los beneficios en el aislamiento térmico en fachadas son muchos, el más destacado de todos es el gran ahorro de energía que repercute en una casa o edificio, aproximadamente se calcula que se ahorra entre un 30% y un 70% en energía, y por lo tanto también ahorraríamos dinero.

Si queremos empezar desde ya a ahorrar energía, lo primero que tenemos que saber es que las principales pérdidas de calor se producen a través de las fachadas y las cubiertas, así que es una buena opción invertir en un buen aislamiento térmico en fachadas y en cubiertas.

1. Sistema de Aislamiento térmico exterior: SATE

Este sistema de aislamiento térmico exterior funciona al aplicarse a la fachada existente un revestimiento de mortero aislante protegido con mortero mineral.

El mortero que se añade a la fachada no es un mortero normal que mezcla materiales como la cal o el cemento, sino que tiene áridos aislantes y elementos minerales que permiten reducir la conductividad térmica en un 50% más que el mortero normal, por ello decimos que desaparece totalmente lo denominado “pared fría”.

Ventajas:

  • La obra del aislamiento térmico se puede aprovechar para rejuvenecer el aspecto de la fachada.
  • Apenas necesita mantenimiento.
  • También mejora el aislamiento acústico, reduciendo los ruidos del exterior.
  • Como es una obra exterior no se reduce la superficie de la vivienda.
  • Evita la corrosión de la fachada debido a sucesos medioambientales: nieve, lluvia, etc.
  • Elimina los problemas de humedades de dentro de la vivienda.

Desventajas:

  • Al ser un aislamiento térmico exterior interviene la estética del edificio, así que si vivimos en un edificio de departamentos tenemos que avisar de las obras que pensamos realizar, además de aprobarlas.
  • Si la obra no se realiza bien puede provocar oxidaciones y corrosiones en la fachada, así que se debe elegir una empresa especializada en aislamiento térmico en fachadas.

 

2. Sistema de Aislamiento térmico exterior: Fachada Ventilada 

Consiste en fijar sobre la pared de la fachada una capa de aislamiento con estructura metálica.

Esta capa puede estar compuesta por diferentes materiales aislantes de calor, pero generalmente es de lana mineral o Poliuretano.

La estructura metálica no solamente soporta la capa de aislamiento, sino que también tiene una hoja de protección que forma una cámara de aire que mejora el aislamiento térmico y reduce los puentes térmicos que puedan existir.

Ventajas:

  • Elimina los puentes térmicos.
  • Cuenta con las mismas ventajas que el sistema SATE: mejora el aislamiento acústico, la apariencia de la fachada, etc.

Desventajas:

  • Es más caro que el sistema SATE
  • Esta obra aporta más volumen a la fachada que el sistema SATE
  • Requiere más mantenimiento que el sistema SATE

 

3. Inyección de aislamiento en la cámara de aire

Se rellena la cámara de la fachada a través de espuma poliuretano.

Este elemento se coloca dentro de la fachada a través de taladros a una distancia de 50 cm aproximadamente.

Ventajas:

  • Mejora el aislamiento térmico sin alterar la fachada exterior.
  • No se pierde parte de la superficie de dentro de la vivienda.
  • Es más económico que las demás soluciones.
  • Mejora el aislamiento acústico.
  • No necesita mucho mantenimiento.

Desventajas:

  • La inyección de espuma no es visible, así que no se sabe si realmente se ha hecho una cobertura total de la superficie.
  • Aunque tiene grandes resultados, el sistema aislante de fachadas ventiladas sigue siendo más eficiente.

 

4. Trasdosados: aislamiento de fachadas por el interior

Este sistema se realiza añadiendo en la superficie del edificio un trasdosado. A parte de trasdosado también se puede añadir lanas minerales, poliestireno expandido, etc.

Estos materiales ayudan a que el aire calefactor del interior del edificio no se escape, manteniendo la temperatura ambiente de la vivienda.

Ventajas:

  • Este método al ser interior no necesitas la aprobación de terceros.
  • Es un buen método cuando no puedes hacer obras en el exterior.
  • Poco mantenimiento.
  • Ayuda al aislamiento acústico.

Desventajas:

  • Perderás al menos 5 cm de pared en el interior del edificio.
  • No resuelve los problemas de puentes térmicos.
  • Presenta molestias a los ocupantes del edificio en su vida cotidiana ya que la obra se realiza dentro de el.

 

En conclusión, el sistema de aislamiento térmico de Fachada Ventilada es el método más eficiente de los expuestos.

No obstante, si nos molesta el mantenimiento o no queremos invertir más capital económico del necesario, lo mejor sería emplear el sistema SATE, ya que son prácticamente iguales con la única diferencia de que no rellena todos los huecos térmicos.

Compartir en:
0 Comentarios

Leave a Reply

Want to join the discussion?
Feel free to contribute!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© Copyright - Mabasa - SocialMercaz